Ahora más que nunca nos planteamos si la opción de tener clase online es mejor que asistir presencialmente. Seamos honestos, la diferencia no es pequeña y aunque una clase online puede resultar más cómoda, ese no el mejor adjetivo a la hora de aprender. Estudiar requiere de mucha concentración, sobre todo cuando tratamos de entender conceptos nuevos y complejos. Por eso, es mejor estar alerta, en lugar de cómodos, mientras atendemos a una explicación.

Las clases online también resultan más baratas ya que no se gasta en desplazamiento, ni en parking, ni en papel, etc. Pero ¿no os ha ocurrido que durante una clase online habéis acabado anotando los datos y explicaciones con papel y bolígrafo? Eso es porque nuestro cerebro necesita imágenes visuales para recordar los datos, además escribir algo que acabamos de escuchar hará que procesemos la información e intentemos entenderla en ese instante.

Por otro lado, como estudiantes, hay más propensión a hacer preguntas cuando se está en una clase presencial que cuando se está en una online. Como profesores, se puede reconocer antes a un alumno indeciso o inseguro respecto a una determinada explicación si se está cara a cara.

Cierto es que, en una videoconferencia, se puede incluir a muchos alumnos que, por razones de espacio, sería casi imposible de conseguir presencialmente. Pero, para poder atender a los alumnos es necesario que se cuente con material técnico, es decir, no es suficiente con tener un ordenador, sino que también es necesaria una buena cámara que permita ver y escuchar perfectamente la clase. Además, es importante hacer una presentación que reemplace a la pizarra pues muchas veces la calidad de imagen no permite visualizar lo que se escribe en ella.

Nosotros siempre apostamos por las clases presenciales, incluso ahora. Y es que, unas clases de refuerzo universitario como las nuestras no son gratuitas, y si se va a invertir en ellas, el resultado debe ser el mejor posible. No podemos decir que todos los casos sean iguales, pero, al menos en lo que a nosotros respecta, tenemos comprobado que alcanzamos un mayor número de aprobados si las clases se imparten presencialmente, aun con mascarilla y desinfectante. Por eso preferimos seguir con esta modalidad, incluso en estos tiempos, aunque eso suponga hacer más grupos y ampliar nuestro horario pues, al final, los estudiantes son nuestra prioridad.

Posts recientes
d3-estudios-academia-universitaria-clases-regimen-fiscald3-estudios-academia-universitaria