Hoy un alumno ha decidido contarnos lo que le llevó, no sólo a buscar una academia universitaria, sino a elegirnos. Avisamos: no hemos cambiado ni una coma ¿te atreves a leer?

“He estado en prácticamente todas las academias que hay en Vigo para las asignaturas de Administración y Dirección de Empresas. Si he ido a tantas academias es precisamente buscando calidad en la enseñanza y buena experiencia en el aprendizaje. En la propia Universidad hay muchas asignaturas que si no fuera por una buena academia no aprendería nada tras el paso por la misma, dado el escaso aprendizaje que ofrecen.
Especificaré que en D3 recibí clases de contabilidad financiera 2 y análisis contable y he de decir que es la mejor academia en la que he estado. En primer lugar los grupos son reducidos, esto hace que la enseñanza sea más personalizada, al ser pocos la profesora puede prestarte más atención y evaluar mejor tu aprendizaje. Asimismo, según se acercan los exámenes vamos todos como locos a preguntar dudas puntuales que tenemos, y ¿qué sucede? Pues sucede que todos nos amontonamos a preguntar y que si somos muchos no te enteras de nada.
Otra razón que me motiva a afirmar que D3 es la mejor, es te dan apuntes resumidos con pocos ejercicios de cada tema, esto a priori puede parecer algo negativo, pero nada más lejos de la realidad, pues al final es mejor atender en clase y hacer ejercicios, que no pasarte las clases tomando apuntes. Además, al tener los ejercicios necesarios para cada tema puedes apuntar de donde salen todos los cálculos, algo que cuando estaba estudiando agradecía mucho, ya que de nada me sirve tener una tonelada de apuntes si cuando voy a estudiar ya no sé de dónde salen la mitad de los cálculos.
En tercer lugar, las formas, ya me ha pasado en otras academias que tan pronto está llegando la hora de finalización de la clase, el/la profesor/ra te empieza a  apurar, y que cuando termina la clase cierra el libro y venga todos fuera, algo que en D3 no me ha pasado, la profesora sigue la clase a un ritmo normal, lo que personalmente me gusta.
Para finalizar, actualmente estoy opositando y necesitaba clases de contabilidad que me daban en la academia. A los dos meses la dejé y me fui a D3, pues para mí fue descubrir una nueva forma de aprender.” – Alumno de ADE, actualmente opositor.

Posts recientes
d3-estudios-academia-universitariapreparar-oposiciones-hacienda-d3-centro-estudios